La mañana de este domingo unidades de rescate de Bomberos de la Primera Compañía de Los Vilos y Cuarta  Compañía de Caimanes concurrieron a un llamado de emergencia donde se daba cuenta del incendio de un bus, hecho que finalmente resultó ser falso.

No es la primera vez que personas irresponsables utilizan el fono de emergencia de Bomberos para denunciar emergencias que posteriormente resultan falsas.

La última realizada fue esta mañana por una persona, quien denunció el incendio de un bus en Cuesta Cavilolén, situación que movilizó a voluntarios de  Los Vilos y Caimanes.

La desagradable sorpresa fue que luego de concurrir al lugar, los voluntarios se percataron que se trataba de una llamada de emergencia falsa, lo que fue lamentado por el Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Los Vilos, Jaime Cortínez.

“Se lamenta la irresponsable conducta de algunas personas que hacen uso del fono de emergencia con informaciones falsas. Esto no solo provoca una pérdida de tiempo, sino además la movilización y recursos de la institución”, precisó.

En la ocasión fueron movilizadas cuatro unidades de rescate, incluyendo voluntarios de la Compañía de Caimanes, todo en vano producto de un llamado de emergencia falso.

El comandante, Fredy Muñoz, dijo que “es un llamado a la conciencia, a que entiendan a que estos recursos, que son muy limitados los que maneja Bomberos, sean bien invertidos. La verdad es que mover cuatro carros para una falsa alarma es una locura sobre todo en estos tiempos de pandemia”.

Cabe señalar que el Senado en marzo del 2016 aprobó por unanimidad el proyecto de ley que regula las llamadas falsas o inoficiosas a organismos de emergencia, las que bloquean el sistema y dificultan la posibilidad de respuesta o reacción ante reales amenazas.

La iniciativa legal, presentada por el senador Manuel José Ossandón, exige a las compañías de teléfono la entrega inmediata de los datos del involucrado, incluyendo su nombre, número telefónico y ubicación geográfica. También obliga a Carabineros de Chile a presentar los antecedentes al Juzgado de Policía Local, y habilita al juez a cursar una multa de 1 a 5 UTM. En tanto, si la falta fuere cometida por un menor de edad, la responsabilidad deberá ser asumida por quien tenga a su cargo al menor.

De acuerdo a las cifras entregadas por Carabineros y Bomberos, más del 80% de las llamadas atendidas por sus centrales telefónicas corresponden a  bromas, insultos o denuncias de hechos falsos, donde destacan los avisos de bombas en universidades durante época de exámenes.